Calor e Hidratación

En estos días de intenso calor sudamos mucho más, estamos más airados, nos molestan más las cosas e incluso la gente parece estorbar a nuestro alrededor .Y es que no es para menos con temperaturas que superan los 30 ºC la gente sale a la calle en camiseta y pantalón corto para estar más frescos y sudamos más y por ende perdemos agua corporal. Esto sucede principalmente porque el cuerpo necesita reducir el exceso de calor y lo hace mediante el sudor por lo tanto podemos decir que el sudor es nuestro sistema de refrigeración. Estos cambios de temperatura y condiciones climatológicas en general, no pueden traer nada bueno. En zonas con temperaturas estables , la gente practicante de alguna actividad física puede mantener un rendimiento deportivo sin variaciones e ir aumentándolo de manera progresiva, pero cuando se producen cambios muy acusados sobre todo aumentos importantes de temperaturas se produce un aumento de agua extracelular ( lo que se dice retención de líquidos) y una disminución del volumen sanguíneo, es decir, sale agua del interior de las células y del plasma sanguíneo (sangre) para desplazarse hacia las zonas más expuestas del cuerpo, cerca de la piél y de ese modo expulsar el exceso de temperatura. Esta ciscunstancia en deportistas es más acusada y sobre todo en aquellos que no estén aclimatados ya que se ve incremetada por el aumento de la temperatura corporal consecuencia del trabajo muscular propia del ejercicio físico y del aumento en la frecuencia respiratoria ( cada vez que respiramos perdemos agua y cuanto más respiremos más agua perderemos, asi que…DEJAD DE RESPIRAR ).

Pero el mecanismo de la sed  guiado por el hipotálamo no es fiable para mantener una buena hidratación ya que cuando comenzamos a sentir sed el cuerpo ya ha perdido un 2% del agua corporal y ahí ya presenta deshidratación con una bajada considerable en el rendimiento que puede ser de un 2% por cada 1% de pérdida de peso corporal en corredores de fondo.  Es por esto que durante una sesión de actividad física lo más recomendable es beber cada 15 o 20 minutos entre 150 y 350 ml de agua en deportes de resistencia como carreras de fondo, etc. A esto se le llama hidratación forzada. En atletas que entrenan HIIT o entrenamiento interválico de alta intensidad ,en ambientes de calor se han observado tasas de sudoración de 1 a 2,5 litros por cada hora (Sawka & Pandolf, 1990).

En resumen, quiero que tengais en cuenta que la falta de agua en nuestro organismo provoca no solo la famosa retención de líquidos sino una importante pérdida de rendimiento y que hay que beber antes, durante y después del ejercicio por lo que tener una botella de agua a ser posible templada cerca siempre será obligatorio.

Anuncios

Un comentario sobre “Calor e Hidratación

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s