¿Cómo ponerse en forma?

El acondicionamiento físico o popularmente llamado “ponerse en forma” es una de las partes más importantes a la hora de iniciar una actividad física ó deportiva. Se puede usar con el fin de valorar las cualidades físicas básicas y motrices de la persona para enfocar un entrenamiento u otro o simplemente decidir ponernos en forma de manera general y quedarnos en la primera fase donde iríamos incrementando entreno tras entreno varios aspectos de manera más general.

Dentro del proceso de ponerse en forma necesitamos realizar una primera valoración de las cualidades del individuo. Es una preparación multifactorial del sujeto, es decir, a nivel físico y psicológico de cara a la actividad física o al deporte si su intención es competir.

Por tanto existen diferentes tipos de acondicionamiento en función de lo que la persona busque:

  • acondicionamiento físico general: la cuál sería una puesta a punto del conjunto cuerpo-mente, y normalmente es lo que la inmensa mayoría quiere, es decir ir al gimnasio 2-3 días por semana y hacer un poco de todo sin mucho esfuerzo.
  • acondicionamiento físico específico: representaría el siguiente paso y se buscaría afinar ese acondicionamiento general hacia una dirección en concreto como sería aumentar la fuerza, velocidad, resistencia, etc.
  • acondicionamiento físico especial: en el que se dirige todo el trabajo hacia una dirección mucho más concreta.

Un ejemplo de acondicionamiento físico general lo tendríamos en aquella persona que es sedentaria pero que necesita o quiere ponerse “en forma” por el motivo que sea, es decir parte de 0 y trata de estimular todas las cualidades físicas:

  • a nivel cuantitativo (correr más rápido, aumentar la resistencia,etc). Persiguen aumentar el número de metros recorridos, del tiempo empleado, de mayor velocidad y son las orientadas al desarrollo de la acción muscular.
  • a nivel cualitativo ( tirar a canasta, golpear al rival de una determinada manera…). Dirigen el control de la acción muscular, la calidad del movimiento de ejecución.

Un acondicionamiento más específico sería aquel que buscaría un futuro competidor de boxeo, el cual necesitaría entrenar la rapidez de pegada así como la fuerza y los movimientos en el cuadrilátero. Aquí se realizaría ejercicios de movimiento específicos con pesos ligeros intentando la máxima aceleración posible en series que se irán incrementando poco a poco. También se podrán trabajar la carrera rápida y corta a máxima velocidad y cambio de ritmo y dirección, pasando de parado a velocidad máxima y de nuevo volviendo a parado.

Y ya por fin el acondicionamiento físico especial en el que entrenaríamos principalmente los movimientos típicos de la práctica que nos gusta o en la que pretendemos competir. Se trataría, por tanto, de insistir en esos ejercicios concretos para intentar corregir pequeños fallos que nos dejaría fuera de los primeros puestos o nos harían perder un combate. Realizando este tipo de entrenamiento dividido en varias jornadas semanales conseguiremos automatizar mejor nuestra disciplina.

Cada deporte o actividad física requiere diferentes estrategias así como el nivel físico y las cualidades propias del individuo por lo que el entrenamiento debe ser personalizado.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s