El “síndrome yo-yo” o “peso acordeón” ;¿qué es y qué pautas son necesarias aplicar para evitarlo?

El síndrome yo-yo o efecto yo-yo como habitualmente se le conoce es una condición no deseada de recuperación de peso corporal producido por un incorrecto seguimiento y una mala implementación de hábitos saludables. Una correcta entrevista nutricional en la primera visita junto a un control semanal así como una buena predisposición por parte del paciente a recibir la ayuda necesaria del terapeuta suele ser un buen punto de partida.

La primera vez que el paciente se somete a un tratamiento dietético para el control de su peso es quizá la vez que más puede influir sobre su historia ponderal futura. Muchas veces me encuentro con pacientes rebotados de otros tratamientos en los que la dieta era tan severa que era muy difícil de mantener y es que no se puede pasar de 0 a 100 en un instante. La bajada de peso muy rápida y sin control reduciendo las calorías totales de la dieta en demasía puede provocar un abandono prematura del tratamiento favoreciendo una recuperación del peso corporal también rápida. Para paliar esta situación más conocida como síndrome yo-yo o efecto acordeón, es necesario que la reducción energética sea moderada, con una pérdida de peso más lenta, condición que no suele ser del agrado del paciente que desea ver resultados inmediatos. Otro punto importantísimo pero no bien recibido es la actividad física y es que el paciente ha de entender que ésta debe formar parte del tratamiento.

La experiencia demuestra que un control semanal del paciente es indispensable para obtener buenos resultados. El control del paciente por el terapeuta y su contacto frecuente es un estímulo necesario y obligatorio para mantener la motivación elevada. La pérdida de peso debe ser de 1/2 a 1 Kg por semana e incluso menos ( muchas veces el paciente se resiste a aceptar o se desmoraliza al ver que “tanto esfuerzo” no ha servido para nada). Si la media semanal es superior podremos subir las calorías totales de manera discreta o ampliar el catálogo de alimentos permitidos, siempre bajo la supervisión del profesional. Otro factor que llama mucho la atención es la gran bajada de peso que el paciente suele experimentar en las dos primeras semanas de tratamiento ocasionadas por una pérdida de agua y electrolitos que resulta totalmente normal.

El establecimiento de una dieta junto a unas correctas pautas así como un control periódico y la instauración de una buena rutina de ejercicio físico establecida en base al historial médico del paciente y a su condición física será de gran ayuda en la feliz consecución del tratamiento.

El paciente debe tomar conciencia de los resultados del tratamiento. La sensación de bienestar generalizada, el alivio en las digestiones, la disminución en los ronquidos provocadas por apneas obstructivas así como una mejora estética suelen ser elementos que provocan una elevación de la autoestima y una positiva adhesión al tratamiento y su mantenimiento.

Resumiéndolo:

  • Correcta 1ª entrevista,
  • Paciencia,
  • Control semanal,
  • Contacto frecuente paciente-terapéuta,
  • + paciencia,
  • Actividad física,
  • Resultados.

Espero que os haya gustado y haya servido de ayuda el artículo de hoy.

El equipo de nutricióndeportivayentrenamiento.blog os desea un Feliz Año Nuevo!!!

Hasta el año que viene!!!

Anuncios

2 comentarios sobre “El “síndrome yo-yo” o “peso acordeón” ;¿qué es y qué pautas son necesarias aplicar para evitarlo?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s